Reservar

Consejos para preparar una maleta de viaje | Hostel Santiago

Gracias entre otros, a la ayuda de Hotel en el Centro de Concepcion y NH Hoteles, le presentamos algunos consejos: Guarda los cargadores y auriculares en una funda de gafas. Seguro que tienes alguna funda antigua que no le des uso. Pues bien, te puede resultar muy útil a la hora de guardar los auriculares y los cargadores y así evitar que se enrollen entre ellos y te pases media hora deshaciendo el entuerto.

 

La ropa en bolsas al vacío. Puedes utilizar este tipo de bolsas para meter la máxima cantidad de ropa en el mínimo espacio posible. Si no dispones de este tipo de bolsas, y el tiempo te apremia, otra buena solución es enrollar la ropa. Apenas se arruga y ahorras mucho espacio.

 

Cinturones para las camisas. Utiliza algún cinturón enrollado para evitar que los cuellos de las camisas se deformen.

 

Comprobar el clima del sitio de llegada. Revisa el pronóstico del clima justo antes de empezar a hacer la maleta. Una chaqueta más o menos puede complicar el asunto del espacio.

 

Joyería. Para que tus collares no se enrollen prueba a meterlos en las clásicas pajitas que utilizamos para beber. Y si llevas muchos anillos, y no tienes una caja para meterlos, utiliza un calcetín o una media donde apilar todos.

 

Calzado. Lleva el menor número de calzado posible. Pesa y ocupa mucho. Y para que no te manche, antes que meterlo en una bolsa de plástico, que es lo que hacemos todos, prueba a utilizar el clásico gorro de ducha para meterlo ahí. Ahorrarás espacio.

 

Líquidos y maquillaje. Sabemos lo estrictos que son con este tema en los puestos de control. Evita llevar botes grandes porque te los confiscarán. Pero si ya tienes pequeños de viajes anteriores pero crees que con lo que te queda no te llegará sé inteligente y rellena esos botes. Pastas de dientes, líquidos de lentillas, etc son rellenables a nada que lo hagas con un poco de pericia.

 

Libros y agendas. Una buena idea es la de ubicar los accesorios como guías de turismo, agendas o carpetas con documentos con fundas rígidas sobre las prendas, para evitar que la ropa se mueva y se arrugue. Además es infalible para evitar las arrugas, intercalar las chaquetas con los pantalones y camisas.

 

Recuerda viajes pasados. Piensa que es lo que te hizo falta la última vez. Recuerda en tu último viaje esas cosas que te llevaste pero finalmente por una cosa o por otra ni la sacaste de la maleta.

 

Objetos pesados en el fondo. artículos como cargadores y adaptadores que solo va a necesitar en su lugar de destino, pueden ser puestos en un empaque individual, y ubicados en el fondo; así equilibrará el peso y tendrá una bolsa más cómoda para poner sobre una silla o a su lado.

 

Lleva ropa cómoda. Nuestro último consejo y uno de los más lógicos. Deja los experimentos, o esos vestidos o ropa que no te pones aquí y piensas que te la pondrás donde no te reconozcan para otra ocasión. Recuerda que tienes que aprovechar el espacio, y la mejor manera es llevando únicamente esa ropa con la que te sientes agusto.

 

 

Fuente: NH Hoteles | Consejos de Limpieza

 

15.10.2015

 

controls
/
controls